Ciudad: Solo seis listas competirán en octubre

(Por Martín González) Se trata de un escenario local con muchos puntos de contacto con los anteriores de 2013 y 2015, donde la mayor variación se ve en la política de alianzas, más que en el voto del electorado.

Lunes, 4 de Setiembre de 2017 - 14:02 hs

 

 

 

Por Martín González   @gonzalezmarjavi

 

 

 

Los análisis de los escenarios electorales pueden partir de múltiples entradas, de acuerdo a la mirada de quien lo haga. Para una elección de medio término, algunos analistas se proponen compararlas con la elección de medio término inmediata anterior –para el caso de la Ciudad sería la de 2013-, es decir, la que haya en juego solo escaños legislativos y no se decidan los cargos ejecutivos.

 

Sin embargo, no resulta menor que en 2015 hubo un cambio del ciclo político a nivel nacional, tras doce años de gobiernos kirchneristas, por lo que no se puede dejar de lado la comparación con la elección inmediata anterior, aún habiéndose elegido también cargos ejecutivos, además de que estuvieron separados los comicios porteños (tres, entre abril y julio) del nacional (tres, entre agosto y noviembre), que finalmente desembocó en la presidencia de Mauricio Macri.

 

Para las PASO de este 13 de agosto se presentaron 16 propuestas distintas, de las cuales solo seis superaron el 1,5 por ciento y podrán competir en octubre: Vamos Juntos (49.55%), Unidad Porteña (20.73%), Evolución (13.05%), Avancemos hacia 1País mejor (3.91%), Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) (3.79%) y Autodeterminación y Libertad (AyL) (3.69%).

 

Simplificando, en la escena principal tres grandes polos: Primero, con abrumadora ventaja, el PRO y aliados, luego la disputa entre el kirchnerismo-justicialismo y Lousteau por el segundo lugar. Y luego, muy por detrás pero superando el corte clasificatorio de las PASO otras tres variantes: la alianza del massismo con Stolbizer y Victoria Donda, más dos opciones de izquierda (el FIT y Zamora).  

 

En las PASO locales de 2015 para la Jefatura de Gobierno quienes las habían pasado habían sido cinco fuerzas: PRO, ECO, Frente para la Victoria, FIT y Autodeterminación y Libertad, mientras que para el escenario nacional sólo varió sustancialmente la composición de las alianzas (ECO se dividió: la UCR y la CC ARI pasaron a integrarse con el PRO en Cambiemos, mientras que el Partido Socialista marchó hacia Progresistas, que llevó a Margarita Stolbizer como candidata), con la diferencia de que aparecieron los votos para el espacio de Sergio Massa (13 por ciento de electores para Una Nueva Alternativa), tras el desastroso resultado que había obtenido en las locales con la candidatura de Guillermo Nielsen (0,9 por ciento).

 

Pero, nuevamente simplificando, también se vieron tres grandes polos, con el PRO y aliados en primerísimo lugar, y la disputa entre el kirchnerismo-justicialismo y Lousteau por el segundo. Mientras que por detrás, la izquierda dividida entre el FIT y el partido de Luis Zamora.

 

Y este escenario incluso puede rastraerse en 2013, cuando finalmente para senadores nacionales el PRO con Gabriela Michetti obtuvo 39.25%, seguido por UNEN (el antecedente de ECO y Evolución, en el que estaba la UCR, CC ARI, Partido Socialista, Partido Socialista Auténtico, Proyecto Sur, Libres del Sur y el GEN)  que llevó a Fernando Solanas a ser el senador por la minoría con el 27.69%, dejando tercero y sin banca a Daniel Filmus por el FpV, con el 23.24%.   

 

En suma, a partir de lo apuntado podría pensarse que a trazo grueso no hay grandes variaciones de cómo viene comportándose el voto porteño en estos últimos años, sino más bien lo que se modifica son las políticas de alianzas de las distintas fuerzas.

 

Para esta elección, por ejemplo, el sector del kirchnerismo-justicialismo amplió su política de acuerdos con sectores de la centroizquierda que en anteriores elecciones fueron por afuera (Ahora Buenos Aires, de Itaí Hagman), mientras que el espacio de Martín Lousteau se achicó enormemente en el pasaje de ser ECO (cinco partidos, UCR, CC ARI, Confianza Pública, Partido Socialista y Partido Socialista Auténtico) a Evolución (solo UCR y Partido Socialista).

 

Ahora habrá que esperar a ver si de cara a octubre se producen fugas y migraciones de los votos entre los espacios y a dónde irán los casi cinco puntos que cosecharon las fuerzas que no pudieron pasar las Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias.

 

 

#1263