La industria, en su peor momento desde 2002

El INDEC informó que en febrero la capacidad instalada en la industria manufacturera cayó al 58,5 por ciento y no hay perspectivas de cambio para los próximos meses.

Domingo, 14 de Abril de 2019 - 05:21 hs

 

 

 

La industria sigue en caída libre y esa situación puede ser también apreciada con los indicadores oficiales, en tanto que el uso de la capacidad instalada retrocedió al 58,5 por ciento en el segundo mes del año. De esta forma, fue el peor febrero desde 2002, año en el que estalló la crisis de la convertibilidad.

 

De acuerdo al INDEC, el indicador cayó 5,9 puntos porcentuales en términos interanuales.

 

Las cifras representaron el peor febrero desde 2002 y los sectores más afectados fueron otra vez el textil y el automotriz.

 

"El bloque de productos textiles presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 43,2 por ciento, inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (48,3 por ciento)", detalló el organismo.

 

Acerca de la fabricación de autos, el informe remarcó que el nivel de uso de 42,1 por ciento estuvo vinculado "a la menor cantidad de unidades fabricadas por las terminales automotrices, como consecuencia fundamentalmente de la caída de las ventas en el mercado local".

 

El retroceso del consumo en el mercado interno, el incremento de los costos para producir y la dificultad para acceder al financiamiento provocaron un fuerte recorte en la actividad industria y redujeron el nivel de uso de los establecimientos fabriles. Y las perspectivas para los próximos meses no parecen modificarse.

 

En febrero del año pasado, cuando no había iniciado la corrida cambiaria y el desarme de las Lebac, la utilización de la capacidad instalada era de 64,4 por ciento. En algo más de un año hubo una caída de casi seis puntos porcentuales. Las economías en situación de equilibrio productivo tienden a mantener un nivel de capacidad instalada cercano al 80 por ciento, lo cual les permite responder a picos de demanda.

 

En la literatura económica el 80 por ciento de utilización de la capacidad instalada es la cifra que se considera razonable para las empresas y a partir de la cual se empieza a realizar el proceso de inversiones para ampliar los establecimientos. En la Argentina, lejos de esos valores, la industria opera 20 puntos por debajo del umbral y manifiesta una situación de fuerte recesión del mercado interno.

 

#96