Los beneficios de sumar leche y bebidas vegetales a la alimentación

Se recomiendan tres porciones diarias para una alimentación saludable, en todos los ciclos vitales.

Miércoles, 20 de Marzo de 2019 - 04:00 hs

 

 

 

La leche, el yogurt y el queso son considerados la mejor fuente de calcio por su elevado contenido y su buena absorción, facilitada en parte, por la Vitamina D y la lactosa. Aportan además proteínas de buena calidad, vitaminas y otros minerales como fósforo, potasio y magnesio, solo es pobre en Vitamina C, hierro y fibra dietética, a menos que sea adicionada por la industria alimentaria.

 

El calcio es un mineral abundante en el organismo, un adulto posee aproximadamente 1 kg. Tiene una función estructural, participa en procesos fisiológicos como la transmisión del impulso nervioso, la contracción y relajación muscular, la coagulación de la sangre y la liberación de algunas hormonas.

 

La leche de vaca constituye un alimento de alta densidad nutritiva debido a que aporta muchos nutrientes con relativamente pocas calorías, especialmente si se trata de leche descremada. El proceso de descremado disminuye el aporte de vitamina A y D, por lo que la industria las adiciona a la leche y a los productos descremados. Por su calidad nutricional, es un alimento muy apropiado para todas las etapas de la vida caracterizadas por el crecimiento y/o formación de nuevos tejidos en el organismo, como en la niñez, la adolescencia y el embarazo. Se recomienda su consumo en todos los ciclos vitales.

 

Por su parte, las bebidas vegetales pueden obtenerse a partir de frutos secos (avellanas, almendras, nueces, entre otras.), cereales o pseudo-cereales (arroz, avena, mijo, quinua), o legumbres como la soja. La composición y la calidad nutricional de las bebidas vegetales varían en función del alimento de origen, el proceso de obtención, su concentración y las posteriores modificaciones industriales como el agregado de vitaminas, minerales y/o jugos de frutas. Tienen una mejor calidad de grasas (mayormente insaturadas) y son libres en lactosa, lo cual puede resultar ventajoso para aquellas personas con intolerancia intestinal a la lactosa.

 

Algunas bebidas vegetales contienen poca variedad de nutrientes de manera natural, por eso es necesario fortificarlas con vitaminas y/o minerales para que se ajusten a los requerimientos nutricionales de la población.

 

En los últimos años, se ha generado controversia en relación a los beneficios del consumo de leche y derivados. Se ha asociado al consumo excesivo con algunos tipos de cáncer, alergias y algunas enfermedades crónicas. Sin embargo, las Guías Alimentarias para la Población Argentina recomiendan el consumo diario de tres porciones, preferentemente en sus variedades semidescremadas.

 

Las bebidas vegetales pueden formar parte de la alimentación diaria pero no reemplazan a las tres porciones de leche, yogurt o queso recomendadas.

 

#754